Sigue a

Calabaza pintada

Aunque me precio de ser bastante manitas, lo cierto es que este año con la peque no me queda tiempo para casi nada. Sin embargo, no quiero renunciar a decorar mi casa para Halloween y como no me puedo poner a vaciar calabazas, he encontrado una idea para aquellos que, como yo, vais con el tiempo pegado: pintar las calabazas de Halloween.

Pintar una calabaza lleva menos tiempo que vaciarla y, como veis en las imágenes de este post, los resultados pueden ser espectaculares a poco que os esforcéis. En la imagen que encabeza este post, tenéis unas calabazas pintadas con unos patrones geométricos, en picos, con rayas o de manera abstracta y la verdad es que me encanta cómo ha quedado.

Calabaza con letras

Para hacerlo en vuestras casas solo necesitaréis pintura acrílica o rotuladores indelebles y decidir qué diseño queréis hacer en las calabazas. Podéis hacer dibujos abstractos como en la primera imagen o podéis escribir vuestra historia de miedo favorita. Atención a la pintura para no llenaros las manos mientras está fresca, y no os acerquéis las calabazas a la ropa.

Una vez pasada la fecha de todos los santos solo tenéis que quitar la cáscara a las calabazas pintadas y podéis hacer una crema o un bizcocho de lo más rico. Para que luego digáis que de la decoración no se puede comer, ¿eh?

Imágenes | Country Living
En Decoesfera | Hazlo tú mismo: una calabaza de Halloween hecha con un viejo libro

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario