Sigue a

Una pequeña gran cocina

Al hacer frente a la decoración de nuestra cocina tendemos a desanimarnos ante la falta de espacio y optamos por realizar una instalación convencional, con sus muebles altos y bajos, su vitrocerámica y su mesita plegable arrimada a la pared. Pero en ocasiones esa falta de arrojo nos priva de un espacio con encanto, devolviéndonos una imagen ya vista hasta la extenuación.

La cocina que vemos en la imagen nos aporta un buen ejemplo de cómo contando con un espacio limitado se pueden utilizar algunos trucos para dar sensación de amplitud. Ya hace unas semanas Patch nos daba algunas claves muy útiles para conseguirlo, entre las que se encontraba sustituir los armarios altos por estantes. En realidad, aunque cuente con detractores, es una excelente opción para ampliar visualmente el espacio.

Aquí vemos como los cacharros se guardan no en baldas, sino en unos colgadores instalados sobre la pared. Esta es una opción que asusta en principio, con el argumento de que la suciedad puede acumularse en las sartenes, pero ¿no las usamos de continuo? entonces se encontrarán permanentemente limpias.

Que una cocina sea pequeña no debe de asustarnos a la hora de escoger el tipo de fuego. Hay más opciones además de la típica vitrocerámica. Como vemos en la imagen, un fogón de gas de aspecto retro encaja perfectamente en una pared despejada. Incluso la espectacular y aparatosa campana extractora se acomoda sin agobiar, gracias a la ausencia de armarios altos.

Estos son sustituidos por un mueble de obra encajado en la pared lateral, que tiene poco fondo pero ocupa una gran superficie, por lo que al final procura un buen almacenamiento. La parte superior muestra el contenido de sus baldas, pudiendo lucir en ellas las piezas más bonitas.

La mesa de centro tiene dos funciones, mesa de comer y de trabajo. No se ha renunciado a la estética ni al encanto añadido, es una vieja mesa de carnicero, o al menos está fabricada conservando esa línea. Las sillas son siempre pesadas cuando escasean los metros cuadrados, los respaldos ocupan un espacio que incomoda el paso; por tanto sustituir estas por unos pequeños bancos es otro acierto.

Un ejemplo para quienes deseen alejarse de las cocinas meramente prácticas, asépticas y clónicas, para conseguir un hogar con valor añadido.

Imagen vía | Apartment Therapy
En Decoesfera | Decoración de cocinas

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario