Puertas abiertas: una casa integrada en el entorno en Santiago de Compostela

Sigue a Decoesfera

caramoniña 2

La estrecha, larga y empinada Rúa de Caramoniña, que se desarrolla entre el alto muro de piedra del Parque de Santo Domingo de Bonaval y los muros y fachadas arruinadas de las casas y propiedades que configuran el otro lado de la calle, ofrece una secuencia de espacios de grandísimo valor ambiental.

A veces pensamos que las casas de diseño con originales estructuras y grandes ventanales que salen en la televisión nos quedan lejos y fuera de nuestro alcance y sin embargo muchas de ellas están muy cerca de nuestra propia casa. Por ejemplo cerca de la mía se encuentra la urbanización de Caramoniña que fue diseñada por el arquitecto Victor López Cotelo y ejecutada por el constructor Otero Pombo en Santiago de Compostela y que quedó finalista en la e la ‘X Edición de los Premios Saloni de Arquitectura’.

caramoniña 1

En este lugar se hace realidad por medio de elementos claramente reconocibles, la compleja traba de la ciudad y el campo, el permanente diálogo de las grandes estructuras con agrupaciones de caserío de menor escala y las configuraciones de rueiros que liberan grandes extensiones de terreno que penetran la ciudad con espacios verdes.

Las casas de esta urbanización combinan materiales como la piedra, el cemento y la madera, además de los grandes ventanales que las comunican de forma directa con el exterior. En algunas zonas la piedra proporciona un toque rústico al ambiente, que contrasta con el estilo industrial del cemento que también queda a la vista en algunas estancias. La luz natural es una de las grandes protagonistas en todas las viviendas.

caramoniña 3

En cada una de estas casas interior y exterior se complementan y se funden en estancias flanqueada por amplios ventanales. No tenemos fotos de todas las habitaciones pero sí de la cocina de una de las viviendas, en la que gracias a la distribución en isla, se consigue que el ambiente se llene de luz. La cocina no es demasiado grande, pero en ella se ha conseguido optimizar el aprovechamiento del espacio. Las líneas depuradas del mobiliario y la distribución han permitido equipar la cocina al detalle sin recargarla.

En la cocina y en general en la vivienda, se apuesta por un color tan nítido y puro como el blanco, un gran acierto que hace que los espacios parezcan mayores y que multiplica la intensidad de la luz. La pureza de líneas se ve acentuada por el empleo del blanco en todos los elementos que integran el conjunto, frentes, tiradores, encimeras y zócalos.

caramoniña 4

Para aprovechar al máximo la zona de columnas en la cocina se incluyen módulos de almacenamiento y módulos para el encastre de los electrodomésticos de las firmas Miele y Siemens. El apilamiento vertical ayuda a optimizar los espacios en la cocina y proporciona zonas adicionales de almacenaje.

En este caso, en una misma columna se han reunido el horno y el lavavajillas, favoreciendo que éste se encuentre justo frente a la zona de lavado. Los hornos se sitúan en columna para facilitar el trabajo de introducir y sacar los alimentos además de permitir un ángulo de visión perfecto de lo que se está preparando en su interior.

caramoniña 5

En la isla se concentran las zonas de fregado, cocción y preparación, además de una pequeña barra auxiliar para desayunos y comidas ligeras, que se ha conseguido mediante la prolongación de la encimera y en su mismo color. La prolongación de la encimera resulta una solución muy funcional, puesto que ocupa poco espacio y visualmente muy ligera.

La isla es accesible por todos sus lados. Es por ello que la isla resulta muy versátil tanto por su uso como por su ubicación. Por ejemplo en el caso de esta que vemos en las imágenes, nos encontramos con un módulo portafregadero que dispone de cubos para residuos situados en el cajón superior, donde resultan más accesibles, y un cajón inferior totalmente aislado e independiente en el que podemos almacenar cualquier cosa, incluso alimentos.

caramoniña 6

Y si nos fijamos en los detalles, veremos que la vajilla, que es un elemento imprescindible en la cocina, tiene su propio espacio. Es interesante fijarse en que los estantes del mueble en el que está colocada son parrillas reversibles de madera, pero disponen de superficie opcional de vidrio que permite la colocación de objetos con base reducida.

Me habría encantado ver también las otras estancias de la casa, pero hay pocas fotos disponibles en la web del constructor. Aunque viendo el estilo de la cocina y la fachada de la casa nos podemos hacer una idea con respecto al predominio de colores claros y a la luminosidad de las habitaciones. Demostración clara de que se pueden conseguir ambientes realmente agradables aún sin contar con demasiados metros cuadrados de superficie.

Fotos | Cortesía de Santos
Más información | Otero Pombo
En Decoesfera | Puertas abiertas: rehabilitación de una vivienda de principios del siglo XX en Vigo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios