Pando E-220, una campana que pasa desapercibida

Sigue a

campana extractora oculta de pando

Como pronto conoceréis en detalle, me he comprado un piso, y ahora me encuentro en plena vorágine transformadora. En la cocina tengo pensado colocar una isla, y aunque hay campanas decorativas muy bonitas, me tienta mucho algo como la Pando E-220, una campana que pasa desapercibida.

Se trata de una campana extractora que puede colocarse en la talla o el falso techo. Su poca altura, 18 centímetros, permite que se instale en casi cualquier cocina. Además, es lo suficientemente potente como para extraer los humos desde una altura de dos metros y medios.

Su reducido tamaño, 110 × 70 centímetros, y la tapa abatible en acero inoxidable que oculta todo el sistema de extracción, le permiten integrarse fácilmente con el diseño de las cocinas modernas, a diferencia de otros modelos mayores como la E-250, que os enseñó mi compañera magenta, que tiene quizás una presencia excesiva.

campana extractora oculta de pando - abierta

En la imagen podéis comprobar la apariencia de la campana una vez abrimos la tapa para utilizarla. La tapa que la cubre se abate hacia abajo, dejando al descubierto la extracción para que funcione correctamente. Ahora mismo no se me ocurre un sistema mejor (quizás dos tapas más pequeñas), pero abierta desluce un poco el magnífico diseño que presenta mientras no la usamos.

Como elementos complementarios presenta ocho lámparas LED para una buena iluminación de la zona de cocción, así como un mando a distancia para poder manejar la campana sin tener que hacer malabarismos ni subirnos a una silla. La única pega, como suele ocurrir con este tipo de productos, es su precio, que roza los dos mil euros.

Más información | Pando
En Decoesfera | Pando E-250, campana empotrada en el techo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios