¿No te gustan tus azulejos?: Cinco soluciones sin escombros. II

Síguenos

paneles de poliuretano

En nuestra primera entrega de soluciones para cambiar de azulejos sin obra habíamos hablado de las más sencillas: vinilos adhesivos, cenefas y paneles imantados. Hoy veremos otras tres alternativas que también puedes hacer tú mismo pero que requieren un poco más de habilidad.

Existen en el mercado diferentes marcas de paneles decorativos de poliuretano, como el que vemos en la imagen, con una gran variedad de modelos, no sólo imitando azulejos sino piedras, ladrillos, metales o madera. Se instalan fijándolos directamente a la pared con tacos y tirafondos. Después se cubren las juntas con un mortero para juntas y los puntos de fijación con una masilla de relleno. Para terminar se aplica sobre las juntas y agujeros una pintura al agua del mismo color que los paneles. En el sitio web de Bricomanía – podéis ver todos los enlaces al final – detallan gráficamente el proceso paso a paso.

dinoc3

Los revestimientos autoadhesivos DI-NOC™ para ambientes húmedos, desarrollados por 3M, son flexibles, ligeros y fáciles de aplicar, pero sumamente resistentes al agua, la suciedad, el desgaste, la abrasión, los impactos y el moho. El fabricante ofrece una garantía de 12 años, de lo que se deduce que su duración real es muy superior.

dinoc1 Se comercializan en rollos de 1,22m de ancho por 30m de longitud con más de 50 diseños disponibles, algunos de los cuales vemos arriba en la captura de pantalla. Al aplicar el revestimiento la superficie queda lisa pero, si lo deseas, puedes volver a marcar fácilmente las juntas de los azulejos. En la actualidad este producto sólo se puede adquirir en dos distribuidores autorizados pero en los próximos meses ya lo tendremos a nuestra disposición en Bricor.

esmalte bruguerY para terminar nuestras soluciones de hoy tenemos la pintura especial para azulejos de Bruguer. Se trata de un esmalte sintético de máxima lavabilidad para pintar directamente sobre el azulejo sin necesidad de aplicar ninguna imprimación previa.

Sólo es necesario desengrasar bien la superficie y dejarla perfectamente limpia y seca. Luego abres el envase, remueves el producto y lo aplicas con un rodillo de espuma. Se recomienda una segunda capa cuando se trate de un cambio de color fuerte o cuando los azulejos estén fuertemente estampados.

Puedes elegir entre ocho colores: blanco harina, blanco bizcocho, amarillo limón, azul agua dulce, azul hielo, azul pacífico, azul medianoche y rojo pimentón. Para terminar te aconsejamos marcar las juntas con un rotulador marcador especial disponible en color blanco, así no parecerán pintadas.

En los próximos días veremos las últimas soluciones de nuestro especial: cómo pegar azulejos sobre azulejos. No te lo pierdas.

Más información | Di-noc
Más información | Bruguer
Más información | Bricomanía

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario