Sigue a Decoesfera

Sé que estábais esperando una nueva entrega de la casa de Lorena la semana pasada, pero por desgracia me he retrasado un poco… eso sí os aseguro que ha valido la pena. Hoy vamos a hablar de una de las partes en las que personalmente más me fijo de las casas y con la que más cuidado tengo al decorar: la cocina.

¿La razón? Pues porque como hemos dicho muchas veces no sólo se trata de una habitación más, es el centro de trabajo, propiamente dicho de nuestra casa. Ahí los que cocinamos nos pasaremos horas y debemos estar cómodos. Además se trata de un rincón que muchas veces suele estar abierto a visitas, lo que supone tener un cuidado especial, y por último, pero no menos importante como se suele decir en estas ocasiones, es un espacio común dentro de nuestra casa, lo que supone que tengamos que hacer el esfuerzo de que todos estemos a gusto en ella.

Pero vamos a dejar de hablar de cocinas en general y pararnos en nuestro ejemplo de hoy, la cocina de Lorena que como veis a primera vista llama la atención por la viveza de los colores. Está decorada íntegramente en rojo, negro y blanco una combinación que por cierto está bastante de moda.

Personalmente yo prefiero las cocinas en tonos más claros, fijación profesional, ya sabéis que me dedico a la higiene alimentaria y siempre exigimos colores claros para las cocinas con la idea de que sea más visible la suciedad y así mejorar al máximo la higiene, ahora bien, reconozco que en una casa particular esto no es necesario, la limpieza se presupone, aunque la mezcla me sigue resultando chocante, quizás yo hubiese utilizado más colores claros para neutralizar lo chillón del rojo.

Los colores están distribuídos de forma uniforme, armarios en rojo, encimera en negro y pared en blanco, con ligeras cenefas.

Los textiles, así como los graciosos visillos que han hecho para las repisas los ha hecho su misma suegra a mano, sin duda un detalle importante. Curioso toque clásico para una cocina muy moderna. ¡Si es que no hay nada mejor que llevarse bien con la suegra! Los mismos motivos que utilizan para la cortina que separa sustituyéndo la puerta la cocina del resto de la casa.

En cuanto a la distribución se trata de una cocina en L, con barra en frente, alta con banquetas de bar, un ejemplo más d ela modernidad de la cocina, personalmente me encanta porque supone un gasto menor de espacio y mayor comodidad y rapidez en la cocina.

Por último un detalle, admeás de los muchos que podéis ver en la galeria, el aprovechamiento del alto de una forma muy inteligente, mediante una repisa en la parte superior donde se han colocado varios objetos decorativos.

Ver galería completa » Cocina (9 fotos)

En Decoesfera | Enséñanos tu casa

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios