Sigue a Decoesfera

Alec Baldwin en Rockefeller Plaza.

Los que penséis aún en Kim Bassinger cuando leáis el nombre del dueño de la casa que os presento hoy no tenéis perdón. Para actualizaros, sólo quiero recomendaros que veáis la serie Rockefeller Plaza que es la que le está dando a Alec Baldwin una carrera llena de éxitos y de risas aseguradas. Pero vamos a lo que nos interesa que es la vivienda del actor, que acaba de poner a la venta por nada menos que siete millones y medio de dólares. La localización no puede ser mejor, está en pleno Central Park neoyorkino y tiene vistas tanto al parque como a la Quinta Avenida.

Para acceder a la casa, de tres dormitorios y cuatro baños, hay que pasar por un ascensor privado que nos deja en un distribuidor. Quiero empezar este recorrido por el salón principal, que veis bajo estas líneas y que tiene unas increíbles vistas sobre la ciudad que nunca duerme. Es un salón muy amplio con una chimenea sobre la que hay un gran espejo, posiblemente el mayor acierto de decoración de toda la estancia. Alec Baldwin no teme al vacío y por eso se ven en la imagen grandes espacios sin muebles, aunque el dibujo de la alfombra ya rellena los huecos de manera pertinente.

El salón de Alec Baldwin.

Como otros famosos, Baldwin ha unido lo antiguo (como el aparador que vemos al fondo) con lo moderno, aunque el resultado final es más bien un poco rancio, y la mesa camilla que vemos al lado de la ventana con el mantel hasta el suelo no hace más que confirmarnos esta sensación. Llama la atención la importancia que le da el actor a la coordinación de colores y no podemos ver más que tres tonos distintos en todo el salón: amarillo, azul y marrón.

El comedor de Alec Baldwin.

Sobre estas líneas, vemos el comedor de Alec Baldwin cuyas paredes están pintadas de un amarillo un poco más claro que el salón que veíamos previamente. Por la puerta vemos un detalle de la cocina pero casi no se aprecia, así que vamos a fijarnos en lo que sí se ve. Lo que más salta a la vista de la imagen es la lámpara con forma de linterna que protege a un candelabro, vamos, que no tiene ni pies ni cabeza y no pega con el resto de la casa. La mesa y las sillas son correctas, sin más y me gusta el detalle del mueble sobre el que ha colocado sus fotos, ya que le da a la casa un toque personal.

El despacho de Alec Baldwin.

De todas las habitaciones que os voy a enseñar hoy, esta es mi favorita: el despacho- sala multimedia. Aquí es donde vemos al Alec Baldwin más auténtico, con su rincón de trabajo al fondo, resaltado con las dos columnas forradas de madera donde probablemente guardará sus documentos importantes. A la derecha tenemos un mueble con películas y reproductores de distintos formatos donde a buen seguro, el actor disfrutará con sus mejores momentos. Justo frente a él vemos un sofá que parece comodísimo coronado por un póster vintage de “La dolce vita”.

Es bonito el detalle de la repetición de las lámparas de mesa y me encanta la elección de la alfombra, mucho más moderna que las otras que hemos visto por la casa.

El dormitorio de Alec Baldwin.

Por último, vamos a dar una vuelta por el dormitorio del artista, en el que ha arriesgado a modernizarse y ha cambiado las pesadas cortinas por modernos estores. Me gusta cómo ha elegido la madera blanca para sus muebles y, aunque toda la estancia está llena de pequeños armarios, casi no se ven y se mimetizan con la arquitectura. Lo único que no me gusta es el plafón del techo que no matiza nada la luz y además es feo (para los estándares de plafones. Yo ahí habría puesto una lámpara con una pantalla similar a las que hemos visto en toda la casa o algo que colgara del techo ya que parece que al menos la altura la tiene.

Imágenes vía | The real Estalker y City TV
En Decoesfera | Casas de famosos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios