Síguenos

Casas rotatorias

Uno de los mayores problemas con los que nos encontramos los arquitectos a la hora de diseñar una casa es la orientación. Sobre todo en países con un clima tan variable como el nuestro, elegir una orientación que se adapte perfectamente a todas las épocas del año es prácticamente imposible.

Normalmente, en climas cálidos se busca huir del sol y conseguir una ventilación eficiente y en climas fríos lo suyo es aprovechar cada rayo del astro rey para obtener de él la máxima energía posible. En España, y según en qué zonas, hay que conseguir un buen equilibrio entre el “frío” invierno y el caluroso verano, lo cual no es nada fácil.

Por eso me ha parecido una buena idea estas casas giratorias, ya que gracias a su sistema de rotación pueden variar su orientación en función de las necesidades energéticas del hogar, buscando o huyendo del sol según convenga.

En el vídeo sobre estas líneas, en perfecto inglés, podréis admirar la casa en su totalidad y, con un poco de paciencia, ver cómo funciona el sistema de rotación cuando se activa.

Además de los maravillosos espacios que se generan en una casa con una forma tan diferente a la habitual, y que se pueden apreciar a primera vista, me gustaría destacar lo interesante que resulta que al girar, no sólo se ahorre energía, sino que se puede cambiar en cualquier momento las vistas de una habitación cuando queramos.

Así, por ejemplo, podemos configurar la casa para que nos despierte el sol al amanecer y también disfrutar de un atardecer en esa misma habitación o mientras nos damos un baño relajante. Por ponerle una pega, me imagino las discusiones familiares peleándose por el mando para pedirse el sol (o quitárselo) en un momento concreto mientras la casa gira en un sentido y otro sin cesar.

Casa rotatoria interior

Otro problema es que distribuir y amueblar espacios circulares es algo realmente complicado, y eso es algo que se puede apreciar en esta casa. Aunque la cocina, el baño y el dormitorio principal están muy conseguidos, hay otras estancias en los que las proporciones y los muebles no son todo lo acogedores que uno espera, debido sobre todo a la anarquía que generan las formas orgánicas en nuestra mente racional.

Supongo que muchos os estaréis preguntando por cuánto sale la broma de tener esta casa-platillo volante. Pues os sorprenderá saber que ha costado menos de medio millón de euros (sin tener en cuenta el solar, pero eso es igual para cualquier casa) y que además, el sistema que hace girar la casa es un motor eléctrico de 5cv que consume menos que una aspiradora.

Tal vez no os convenza su aspecto un tanto futurista, pero no podréis negar que las casas giratorias son una buena idea.

Ver galeria completa » Una buena idea: casas giratorias (7 fotos)

Vía | Toxel
Más información | Solaleya, Domespace
En Decoesfera | Casas poco convencionales: un apartamento innovador en Hong Kong

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios