Sigue a

Comedor en ático

Hemos de reconocer que tenemos especial debilidad por la combinación madera y blanco. Resulta de lo más natural y nos inspira mucha tranquilidad, por eso este ático italiano de blancura impecable nos ha llamado poderosamente la atención de manera inmediata.

Pero tampoco os vamos a engañar, el techo abuhardillado de madera vista pintada de blanco ha sido lo que ha terminado de convencernos para indagar un poco más y escudriñar los detalles de todas las estancias de este bonito y luminoso ático.

Comedor ático

Sin duda el salón comedor es la estancia más llamativa y luminosa de toda la casa —no en vano dispone de ventanas por todas partes, hasta en el techo—, destacando el suelo de grandes lamas de madera, que contrasta increíblemente bien con un mobiliario que, casi en su totalidad, es completamente blanco.

No obstante dispone de pequeños detalles que dan un toque de color, y que son de agradecer, porque si no podría llegar a resultar un tanto monótono y agobiante —o no, ya sabemos que hay gustos como colores—. Como, por ejemplo, los globos terráqueos, un bonito recurso decorativo que han llevado al extremo, colocando nada menos que once.

Cocina blanca luminosa

La siguiente estancia de la que nos hemos enamorado ha sido la cocina. Cierto que es más bien pequeña, pero parece disponer de suficiente espacio de trabajo, así como una imponente cocina de gas de cuatro fuegos horizontales —sin duda lo mejor para cocinar—. El mítico frigorífico Smeg también cumple a la perfección su papel decorativo, aunque tecnológicamente deje bastante que desear. En definitiva, una cocina funcional y luminosa.

Un detalle que nos ha llamado la atención es el hecho de no disponer de campana extractora. Al estar la cocina integrada en el salón, cualquier cosa que se cocine impregnará toda la vivienda de olor, lo cual puede ser indicativo de que no se cocina demasiado. Si fuera así, disponiendo de esos magníficos fuegos, nos decepcionaría bastante.

Dormitorio con mapa gigante

El dormitorio también es bastante indicativo del gusto de los dueños por la cartografía, ya que un gigantesco mapa de Italia preside la cama. Por lo demás, una habitación sencilla que continúa con la combinación de suelo de madera y paredes y techo blanco que hemos visto en el resto de la casa.

Baño empapelado a rayas

Es en el baño donde se le ha dado un giro total a la decoración, empapelando las paredes con unas hipnóticas rayas blancas y negras. En nuestra opinión hubiera quedado mejor mantener el estilo general de la casa, dejando las paredes blancas y siguiendo con esa atmósfera tranquila de las demás estancias.

En definitiva, una vivienda que nos ha dejado muy buen sabor de boca, en la que han sabido dotar de amplitud y luminosidad las estancias haciendo uso del blanco, y en la que se respira un ambiente tranquilo pero, a la vez, creativo. Esto último quizás por el uso de pequeños —pero simbólicos— detalles salpicados por toda la casa.

Via | Desire to Inspire
En Decoesfera | Industrial y acogedor, un ático de Detroit

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios