Síguenos

Cortijo de lujo en Córdoba

Hoy nos quedamos en España para cotillear la decoración de un lujoso cortijo en Córdoba, que tiene 3.000 metros cuadrados de superficie, 25 dormitorios y 19 cuartos de baño. Este cortijo está emplazado en una zona de abundante caza y eso se nota en la decoración, que aúna detalles típicamente andaluces con reminiscencias árabes con algunos que podríamos encontrar en cualquier cabaña de cazador.

La finca, de 1.030 hectáreas, incluye dos pantanos y un helipuerto, pero vamos a fijarnos en el interior de la casa que es lo que de verdad nos interesa. Empezamos nuestro recorrido por el patio del cortijo que es lo que nos recibe después de traspasar la puerta. Aquí tenemos un patio típico andaluz con sus paredes alicatadas con un zócalo geométrico en azul y blanco que apenas se ve debido a las múltiples plantas que lo llenan.

Patio de un cortijo cordobés

Para dar paso a la casa, tenemos un arco geminado de inspiración árabe que tiene el frotón con azulejos. Además podemos ver cómo el patio funciona de distribuidor con varias puertas que conectarían con diferentes dependencias. Me gusta cómo queda el conjunto porque no se ve muy recargado si no tenemos en cuenta las columnas de lo que parece mármol con capiteles corintios. La verdad es que yo habría puesto algo más sencillo, aunque todo se comprende cuando se ve el interior. Vamos a ello.

Pasillo del cortijo

El pasillo principal como veis tiene dos niveles. En la planta baja de nuevo nos encontramos con un zócalo, esta vez más trabajado, en el que se alternan puertas de tipo castellano con bancos antiguos, de esos que te parecen decir “mírame pero no te sientes aquí porque me rompo”. Por supuesto, para completar la decoración tenemos un tapiz que no se ve muy bien en la imagen pero que seguro que tiene alguna escena de caza. Lo que más me gusta de este ambiente es el artesonado del corredor del piso superior, creo que podría pasarme horas contemplando esa madera.

Uno de los salones del cortijo de Córdoba

Aquí tenemos uno de los salones del cortijo, en el que abundan los muebles de estilo clásico castellano. He de confesaros que lo que más me gusta es el escritorio que vemos a la izquierda aunque para mí está colocado en un mal lugar, en plena zona de paso hacia los sofás y la chimenea.

Fijáos también cómo aquí no se ha hecho mucho esfuerzo por que las telas hagan juego y podemos encontrar el sofá azul, las sillas tapizadas en dos telas diferentes y las cortinas que también van a su aire. Yo creo que habrían ganado en armonía si se hubieran decantado por un solo tipo de tela o dos combinados entre sí.

Comedor del cortijo de lujo en Córdoba

El siguiente cuarto al salón que hemos visto sería el comedor que tenéis sobre estas líneas, en el que predomina la decoración de caza. Las paredes aparecen llenas de cornamentas de los animales cazados por los dueños de la casa y en uno de los lados tenemos una alacena con una preciosa colección de morteros antiguos que me ha robado el corazón, junto con el techo que me encanta. Creo que tengo algo emocional con los techos de madera, si no no me lo explico.

En este espacio, tanto la mesa como las sillas son más modernas que en el que hemos visto anteriormente y aquí, en mi opinión, tampoco han acertado con los textiles. (Además, ¿qué pinta la mesa que tenéis a la derecha ahí? No comprendo por qué ha ido a parar a esta parte de la casa precisamente).

En resumen, la decoración de este cortijo cordobés no acaba de seducirme, aunque supongo que es porque no soy muy aficionada a la caza. ¿A vosotros os gusta? Si es así, sabed que está en venta, aunque el precio no es público.

Imágenes vía | Sothebys Realty
En Decoesfera | Puertas abiertas: una casa artística y llena de color en Barcelona

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario