Sigue a

Casa Senderuela por fuera

Hoy voy a hablaros del lugar donde estuve en mis últimas vacaciones, la casa Senderuela, una casa rural en Panzares, a 20 km de Logroño donde su dueña Rosana ha invertido mucho esfuerzo para actualizarla y restaurarla respetando su carácter original. Cada una de sus habitaciones tenía un toque especial que las hacía únicas y lo que más me llamó la atención fueron las piezas restauradas usadas para decorar las estancias.

Aunque en cada cuarto había básicamente lo mismo (una cama, un par de mesillas y un baño), lo cierto es que en cada rincón se podían encontrar sorpresas decorativas de esas que tanto hacen disfrutar a los lectores de Decoesfera. Vaya, que para amantes de la recicladecoración era todo un lujazo.

Contraventanas usadas en el cabecero

Lo que más me llamó la atención fue la capacidad de los dueños para reinterpretar objetos cotidianos dándoles nuevos usos, como las contraventanas antiguas usadas a modo de cuadros sobre el cabecero de la cama que tenéis sobre estas líneas. Según me comentaron, el trabajo con estas contraventanas fue sobre todo de limpieza y de conservación para que volvieran a estar como nuevas sin perder su toque antiguo.

Lámpara yugo

Otra de las piezas que me encantó fue un yugo que había en el salón común que Rosana había transformado en lámpara con unos cables y con unos apliques metálicos para sostener las bombillas. Me gustó el detalle de las grandes cuerdas ya que imagino que el yugo debe pesar lo suyo.

La habitación lila con nubes

En la habitación lila, que tenéis sobre estas líneas, lo que se hizo fue poner sobre el cabecero marcos y pintar en su interior nubes, como veis algo borroso en la imagen superior. Si os fijáis, aquí el cabecero es distinto al que habíamos visto en la segunda foto, porque cada una tiene un carácter propio y llevan todos los muebles a juego.

Cada habitación tiene un baño y cuatro de las cinco tienen, además de la ducha, un jacuzzi que se ha instalado con bastante cuidado para que no quedara de “pegote” dentro de la decoración. Además hay un balcón con un banco lleno de cojines desde los que se ven unas puestas de sol espectaculares con vistas a la montaña.

Me gustaría que le echarais un ojo a la galería porque la verdad es que se lo han currado un montón y han usado su creatividad para hacer de una vieja casa algo tan espectacular como lo que veis en las imágenes. La casa lleva funcionando unos tres años y por lo que me comentaba Rosana, la decoración dejaba a todos boquiabiertos. Y no es para menos, esta casa Senderuela es uno de los lugares que recordaré con cariño de todos mis viajes.

Ver galería completa » Casa Senderuela (5 fotos)

Más información | Casa Senderuela
En Decoesfera | Cinco casas rurales con encanto a las que escaparse este verano

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario