Síguenos

vivir en garaje 1

Cuando se habla de la posibilidad de vivir en un garaje, en principio parece que no suena a muy buena idea. Desde luego el garaje debe estar acondicionado para que podamos vivir en él, no se puede instalar uno la cama en el garaje y ya está, pero con una reforma adecuada un garaje se puede convertir en un lugar de lo más habitable.

En las imágenes de este artículo nos encontramos un buen ejemplo, cierto es que se trata de un garaje bastante grande y que al contar con un amplio espacio disponible, es casi como hacer una vivienda en un bajo, lo cual es algo relativamente normal. Pero hay que reconocer que del garaje han sacado una casa estupenda con todo lo necesario para que uno pueda vivir ahí.

garaje 1

En este caso en concreto se ha acondicionado incluso a la entrada un pequeño porche, aunque el entorno no es el ideal, si nos olvidamos de las vistas, puede ser un lugar ideal para el relax y la lectura. Una vez dentro del garaje casa nos encontramos en primer lugar con la cocina, que por cierto es bastante más grande que la de muchas casas normales.

El porche ayuda a que entre más luz en el interior de la vivienda y además se ha elegido para amueblar la cocina el color blanco, lo que hace que el espacio resulte todavía más amplio y luminoso. La cocina parece cómoda y totalmente funcional, con todo lo necesario para cocinar y con una buena mesa para recibir incluso invitados.

garaje 3

Si seguimos avanzando en la vivienda nos encontramos con la zona de estar y trabajar. El porche hace que la vivienda tenga forma de ele, la cocina queda así separada en cierto modo del resto de la casa, aunque no hay tabiques, los espacios están claramente diferenciados.

En la zona de estar se introduce la madera, un gran mueble aprovecha la altura del techo para almacenaje. El color elegido no me convence mucho, es la única pega que le veo, para mi gusto no combina del todo bien con la mesa de centro de cristal y los pufs más modernistas que se han elegido para completar el conjunto.

garaje 4

Aunque yo cambiaría el tono de madera por otro más claro y menos brillante, o tal vez incluso un lacado en blanco, en cuestión de funcionalidad no se le puede poner ninguna pega. Tenemos la zona de estar bien acondicionada, una zona de trabajo cómoda para todas las tareas y un montón de espacio de almacenaje.

El garaje se ha convertido en realidad en una especie de estudio, un espacio pequeño, o ni tan pequeño en el que se distinguen los diferentes ambientes que corresponden a cualquier casa. El único problema ahora será buscar donde dejar el coche, esperemos que en la calle haya espacio suficiente para aparcar sin problemas, porque ahora en el garaje el coche ya no tiene su lugar.

Vía | StylIn Rooms
Más información | Fabre de Marien e Ignant
En Decoesfera | Viviendo en un garaje, ¡pero qué garaje! y Antes y después: un garaje convertido en una pequeña vivienda

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios