Sigue a

Tori Spelling.

Del casting original de Sensación de Vivir, he de decir que Tori Spelling era la que menos gracia me hacía, tal vez porque por aquello de ser la hija del jefe le dieron un personaje más bien sosillo. Hoy os traigo la mansión que tiene la actriz en California y que está a punto de vender, imagino que porque necesita más espacio privado, así que aprovechamos para entrar en su casa y conocer su decoración, que a mí me recuerda un poco a la que vimos en casa de Kylie Minogue.

Empezamos nuestro recorrido por el salón de la actriz, que es, como os había adelantado, tan femenino como el de Kylie. Las paredes color vainilla son el complemento perfecto al diván azul tapizado en Chester que tenemos en primer plano. Los muebles en blanco, incluyendo al piano, nos dejan un ambiente calmado y un poco soso.

Salón y cocina de Tori Spelling

Del salón lo que más me gusta es la mesa de té, todo un hallazgo, formada por cuatro cubos de espejos que permiten, al menos en apariencia, ser organizados como más convenga en cada momento. También me gusta el cuadro que se ve en la imagen ya que rompe la monotonía blanca y añade algo de personalidad a un ambiente que no dice mucho de sus propietarios.

Sobre la cocina, que tenéis en la imagen de al lado, solo puedo decir que me encanta. Esta combinación de muebles blancos y encimera negra me ha conquistado, incluso sin ver los electrodomésticos. Tal vez diría que es un poco excesivo lo de tener dos fregaderos, uno al lado de la ventana y otro en la isla, pero hasta eso se le podría perdonar por esta combinación tan elegante. Eso sí, yo quitaría el parqué de la cocina por el bien de la correcta higiene y conservación de la madera.

Salón y dormitorio de Tori Spelling

Sobre estas líneas tenemos un segundo salón, que a mí me parece más “de batalla” que el primero. Aquí ya tenemos más objetos que dan personalidad a la estancia, como la alfombra de estilo persa que hay en la zona de tertulia o las cortinas (que a mí me parecen feísimas, como de casa de alquiler de la playa).

El sofá blanco es el perfecto contrapunto del puf verde estilo Chester que sirve de mesa de tertulia. Observad cómo se ha personalizado el sofá a través de los cojines, tanto a juego con las horrorosas cortinas como con la alfombra persa y cómo se ha establecido una segunda zona de tertulia en torno a la chimenea con un sofá rojo que me parece más bonito que el blanco del primer plano.

En el dormitorio tenemos un ambiente dominado por el azul pastel tanto en las paredes como en el sofá del primer plano (muy parecido al que teníamos en el primer salón que hemos visto) y que sirve de contrapunto perfecto a la cama de estructura gris pero con textiles blancos. Aquí tenemos un estilo algo recargado tanto por la lámpara del techo como por la mesita que aparece al pie del sofá, de las que no me extrañaría encontrarme por ejemplo en casa de mi abuela.

En resumen, la casa es un poco sosa aunque se mantiene dentro de los límites del buen gusto, sin pecar por exceso ni por defecto en esa intención de no tener una personalidad muy definida. Creo que podría haber mejorado la casa con cuadros más contundentes o huyendo de los colores pastel que vemos en todas las habitaciones.

Imágenes vía | The Real Estalker y Wikipedia
En Poprosa | Las casas de los famosos
En Decoesfera | Casas de famosos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios