¿No te gustan las cisternas tradicionales? Dos alternativas sin obra

Sigue a Decoesfera

Baño con cisterna empotrada

Después de haber visto detenidamente las ventajas e inconvenientes de las cisternas empotradas, así como lo sencillo de su mantenimiento, seguro que muchos de vosotros os habréis quedado con ganas de instalar una de ellas en casa, sustituyendo a vuestra cisterna tradicional y aportando una moderna estética a vuestro cuarto de baño.

Para aquellos que, aún convencidos de sus bondades, os sintáis desalentados por la suciedad y los inconvenientes de una obra, hoy os traigo dos novedosas alternativas, que si bien no son exactamente empotradas, os permitirán cambiar radicalmente la estética de vuestro baño sin necesidad de modificaciones importantes.

Monolith de Geberit

Monolith blanco para inodoro suspendido de Geberit

Geberit Monolith ofrece una alternativa sencilla y muy estética a la hora de plantearnos una renovación en el baño. Gracias a la mezcla de diseño y funcionalidad y al uso de materiales como el aluminio y el vidrio de seguridad, este nuevo concepto de cisterna vista se convierte en una atractiva variante de la clásica cisterna cerámica.

Quizá muchos de vosotros ya la conozcáis, porque Geberit Monolith es una de las soluciones Geberit más premiada. En 2010 fue galardonada con el prestigioso premio iF de diseño y en 2012 con el Interior Innovation award, aparte de quedar finalista en la edición 2011 de los premios Delta y los Designpreis Deutschland.

A su versión para sanitarios de pie la compañía suiza añade ahora una nueva versión de Geberit Monolith, que vemos en la imagen, compatible con la mayoría de inodoros suspendidos del mercado.

Pero Geberit Monolith no solo aporta diseño e innovación a la reforma del cuarto de baño, también permite ganar espacio ya que tiene tan solo 10 cm. de profundidad. Y a lo que íbamos, se puede conectar a la evacuación y al suministro existentes sin modificación alguna, tan fácil como instalar una cisterna vista tradicional, sin picar, sin alicatar y sin suciedad. Su funcionamiento es simple, no difiere en nada de cualquier otra cisterna del mercado, y su mantenimiento igualmente sencillo y accesible desde la parte superior.

In-tank Meridian de Roca


El inodoro Meridian In-tank de Roca va aún un paso más allá, ya que, como podéis observar en los detalles del video, contiene en sí mismo un tanque integrado que no necesita ningún tipo de cisterna, ni empotrada ni convencional.

In-tank Meridian utiliza la tecnología Soft Air, desarrollada conjuntamente con Fluidmaster, y, al igual que veíamos en la solución de Geberit, está disponible tanto en versiones suspendidas como de pie. Incorpora además tapa y asiento de caída amortiguada y dispone de descarga dual de 4,5/3L con botones de accionamiento electrónico y testigo de llenado del tanque interior.

En cuanto a precios las dos opciones que os propongo son más o menos similares, sobre seiscientos euros, aunque a la de Geberit habría que añadirle el sanitario, que en el caso de Roca ya está incluído.

¿Qué os parecen, cuál de estas alternativas a las cisternas tradicionales os gusta más?

Más información | Roca, Geberit
En Decoesfera | Cisternas empotradas, Obras sin escombros

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario