Antes y después: un baño que se pasa al minimalismo y a los materiales naturales

Síguenos

El baño antes de la reforma minimalista

No os lo voy a negar: es ponerme a pensar en reformas de baño y echarme a temblar, porque este tipo de reformas siempre se alargan más de lo que los albañiles te prometen en un primer momento y encima no siempre queda como queríamos. La reforma que hoy os traigo es a priori de las que levantarán dolor de cabeza a los que sois como yo, pero no podéis negarme que es espectacular el cambio del baño a otro más minimalista con materiales naturales.

Este baño cambió de aspecto en las manos del estudio de arquitectura de Branka Knezevic, que se propuso darle un cambio radical a toda la estancia. Si os fijáis, en el “antes” tenemos a la derecha dos lavabos montados sobre un mueble de madera blanca que a mí me parece un poco plasticosa. Justo frente a los lavabos hay una ducha que apenas se ve pero que sí podréis apreciar en la galería, de esas que se cierran con una puerta de cristal esmerilado y grifería un tanto viejuna.

Al fondo tenemos la joya de este baño: una bañera inmensa en azul sobre la que hay una ventana que no se ve porque está tapada con un estor. Fijaos cómo para acceder a la bañera hay unas escaleras, una solución que he visto mucho en los baños de los 80 pero que a mí me parece muy absurda, sobre todo teniendo en cuenta los potenciales resbalones que puedes tener en ellas. Observad cómo en el “antes” los textiles van a juego con la bañera, el único sanitario en azul.

Baño azul después de la reforma

En el “después”, que tenéis sobre estas líneas, parece que nos encontremos ante un baño diferente, pero fijaos bien en lo que han hecho: en primer lugar, han cambiado la bañera del fondo y han puesto una nueva, exenta, que es mucho más elegante aunque visualmente abulta más. Para compensar el volumen de la bañera han dejado toda esa parte sin más adornos que los toalleros que siempre vienen bien.

Los lavabos los han cambiado de sitio, y los han puesto ahora a la izquierda de la imagen con unos muebles nuevos de madera con encimera blanca, mientras que el inodoro, que en la primera solo se puede adivinar por la alfombra que hay en mitad de la estancia, pasa aun primer plano a la derecha. Para mantener la intimidad del inodoro le han colocado un murete que impide que se vea nada más abrir la puerta.

Junto con la bañera, lo único que se ha mantenido en la misma ubicación tras la reforma ha sido la ducha que se ha actualizado para mantenerse acorde con el estilo minimalista que vemos en la estancia. Ahora el suelo de la ducha es de madera y los azulejos, que antes eran grises, pasan a ser de lo que parece mármol (aunque como en la web de la arquitecta no nos dicen nada, no me aventuraré a hacer juicios precipitados). En la pared han hecho dos huecos para dejar el jabón y el champú de manera que queden integrados en la arquitectura.

El cambio de este baño ha sido a mejor, ya que se ve más moderno y consigue aprovechar mucho más la luz, tanto de la ventana del fondo como del tragaluz que hay sobre la bañera y que se adivina en cómo les llega la iluminación a los sanitarios. Yo completaría con textiles en rojo, ¿y vosotros?

Ver galeria completa » Antes y después: un baño que se pasa al minimalismo y a los materiales naturales (6 fotos)

Imágenes vía | Design Sponge
En Decoesfera | Antes y después: un baño forrado en madera

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios