Antes y después: la nueva distribución del baño de Fede

Sigue a

distribución baño - antes

La nueva distribución del baño de nuestro lector Fede es un magnífico ejemplo de aplicación de los cuatro criterios para acertar en el diseño de baños que os di hace una semana para empezar nuestro especial sobre baños.

Hoy iba a hablaros de inodoros y bidés, pero he decidido postergarlo para no desperdiciar la oportunidad de que podáis ver aplicados en un baño real todos los consejos que os propuse. Porque si ilustrado en planos la cosa ya sorprende, este antes y después os dejará boquiabiertos.

Como veis, el baño antes de la reforma está bastante mal distribuido —además de desfasado—; piezas enfrentadas, los objetos más voluminosos al principio, planos interrumpidos… en fin, un desastre al que una acertada reforma puso fin. Veamos cómo.

distribución baño - después

No, no me he equivocado de foto. Os prometo que es el mismo baño, solo que la transformación es total. No sólo porque se hayan cambiado las piezas y los azulejos por otros más modernos y elegantes —en vez de ese verde pastel tan horrible— sino porque se ha distribuido de forma coherente y ordenada.

En primer lugar, se han alineado todas las piezas a un lado, la regla básica, especialmente para baños rectangulares, y que hay que intentar aplicar siempre en la medida de lo posible.

Después, se ha recuperado la continuidad de los planos desplazando el tabique hasta la linea del pilar, y así evitar el feo quiebro que se veía junto la ventana. Hubiera sido genial que en vez de plato de ducha hubiera continuado el suelo, pero es algo costoso como complicado de hacer en una reforma.

Al escoger una mampara transparente para la ducha, podemos percibir el espacio en toda su dimensión, mientras que si hubiera colocado una cortina opaca, éste se “acabaría” mucho antes.

Distribución baño - antes y después

Me gusta también la sensata distribución de los colores de la cerámica. Azul para el suelo, blanco para las paredes y un gresite con combinaciones de azules más intensos para la ducha, que crea una parede de impacto que alarga visualmente el espacio además de delimitar la zona de baño.

Por último, no querría dejar de mencionar la lavadora, que inicialmente estaba en medio del baño, y ahora se ha colocado justo en la entrada. Es cierto que al ser un objeto voluminoso, incumple uno de los criterios, pero ahí colocada aprovecha muy bien el espacio muerto que deja la puerta al abrirse, y permite usar más cómodamente el lavabo.

Bueno, no me enrollo más, espero que la nueva distribución del baño de Fede os ayude a visualizar mejor los cuatro criterios para el diseño de baños que os di el otro día. Y recordad que si queréis compartir vuestras casas o la decoración de alguna estancia, podéis hacerlo a través del formulario de contacto.

Muchas gracias Fede Ortiz por compartir con nosotros la reforma de tu baño.

En Decoesfera | Especial baños

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

19 comentarios