Síguenos

Lavabos y mueble de Ikea catálogo 2012

Nuestro Especial a fondo sobre decoración de baños va tomando forma poco a poco, hemos hablado ya detenidamente de la distribución, incluso con un ejemplo real, de tendencias en pavimentos y revestimientos y de algunos de los sanitarios imprescindibles en él, como inodoros, bidés, bañeras y duchas.

Hoy dedicaremos este nuevo capítulo a los lavabos, sin duda las piezas que permiten más juego decorativo, tanto en su diseño como en los materiales empleados en su fabricación.

Piezas únicas


Lavabo Thai

Lejos quedaron ya los sencillos lavabos con pedestal tan presentes en las casas hace unos años. Algunos los conservamos aún y hemos tenido que ingeniárnoslas para adaptarlos a las nuevas necesidades, pero cada vez son menos habituales.

Ahora cuando encontramos un lavabo sin mueble o exento se trata a menudo de una pieza única, que se erige como protagonista absoluta del ambiente en el que se encuentra. En Decoesfera hemos visto muchos ejemplos de ellos, desde curiosos ejercicios de diseño en forma de flor, o de taza, a otros, que sin perder su carácter especial, son más adaptables al baño del común de los mortales, como los de Natural Series de Bathco, o el lavabo de piedra natural Thai de Porcelanosa, que vemos sobre estas líneas.

Sobre, dentro, debajo


Muebles de Duravit con lavabos sobre encimera

Si fuéramos en orden cronológico veríamos que al lavabo con pedestal le sucedió el de encastre, primero por encima y luego, casi paralelamente, por debajo de la encimera del mueble.

A mí me gusta el encastre por muchas razones, sobre todo por comodidad, por limpieza y porque me parece que optimiza el espacio, pero no dejo de observar que cada vez tiene menos adeptos que se han pasado sin dudar al lavabo colocado directamente sobre la encimera.

La instalación sobre encimera da más protagonismo al lavabo, permitiendo que se luzcan sus líneas, a la vez que nos permite utilizar todo tipo de muebles, desde antiguos a otros poco convencionales, como mesas o carritos de cocina.

En general, aunque la variedad para encastre es más escasa, las marcas tienen todo tipo de modelos para estas diferentes colocaciones, de manera que podemos elegir sin problema el que más se adapte a nuestros gustos personales.

Todo en uno

Lavabo de Ikea diseñado por Inma Bermúdez

Continuamos nuestra línea cronológica para fijarnos en la que, hasta ahora, es la última tendencia, los lavabos integrales, todo en uno con la encimera, como los de Ikea que vemos en portada y sobre estas líneas.

En ellos el seno, o los senos, forman un solo cuerpo con la encimera, de porcelana o acrílica, permitiendo su colocación mural o sobre un mueble para complementar el espacio de almacenaje.

Las ventajas de los lavabos integrales son claras, pureza de líneas, facilidad de limpieza, comodidad de uso. Personalmente sigo prefiriendo las encimeras clásicas pero ya se sabe, a cada baño su lavabo, afortunadamente tenemos donde elegir.

En Decoesfera | Inodoros y bidets suspendidos: ventajas e inconvenientes

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario